La afrenta y la respuesta

Hace unas semanas empezó a rular por internet un artículo escrito por una pijipava llamada Sara Gallardo, en el que criticaba (si a cotorrear como una ignorante se le puede llamar “criticar”) el modo de vida friki.

Si no lo has leído, ni eres friki ni eres ná…

Pero, como hay gente pa’tó…


Evidentemente, las réplicas a esta mujer no se han hecho esperar… y las ha habido de todas clases, desde las más cómicas a las más devastadoras.

Yo, que tenía un rato y dosis masivas de aburrimiento, decidí aportar mi granito de arena. Y, una vez terminado, llega el momento de difundirlo… Y, como yorik me ha brindado la oportunidad…

“Estimada (es un formulismo, por supuesto) señorita Gallardo:

Le escribo en relación a su ¿artículo? ¿columna? ¿broma? … relato de ficción aparecido en su sección “Peinetas y Lunares” del pasado mes de mayo en la revista Escaparate de Sevilla, aquel que sin dudas tantas satisfacciones le ha dado, titulado El frikismo, una nueva forma de vida.

Lo primero que me llamó la atención es cómo en un mundo de enchufes y rodilleras, una persona sin la más mínima cultura ni, mucho menos, decencia (por no hablar de su poca disposición a investigar acerca de aquello sobre lo que va a escribir), tiene la poquísima vergüenza de presentar a su revistucha (no merece mejor calificativo quien es capaz de publicar tanta chorrada junta) semejante cúmulo de basura…

Para empezar, usted no tiene ni (perdone el calificativo) puñetera idea de sobre qué está hablando… Probablemente, mientras paseaba por Sevilla, viera usted a un grupo de gente orgullosa de no ser como usted, es decir, de no ser unos niños-pijos-hijos-de-papá-que-hago-lo-que-me-dice-el-catálogo-de-Gucci… Inmediatamente, les calificó de frikis, y probablemente, habría acertado… Y luego, sin la más mínima vergüenza, ni miedo, pues sabe que gente independiente nunca leería su mierda de revista (yo lo leí por un foro en el que, por cierto, se decía de usted de todo menos bonita), se dedicó a mezclar cosas que se inventó con cosas que probablemente le contaran sus amigas Piluca y Covadonga entre risas y tragos de Manhattan, y acabara vomitando el texto del que le hablo.

Sinceramente, hasta la mitad del primer párrafo, la cosa no iba tan mal… Pero empezó a pifiarla cuando menciona la redacción de Lucas del primer guión de La guerra de las galaxias

Si hubiera dicho que se lo plagió a Phillip K. Dick habría sido más acertado, pero se le perdona, porque probablemente usted no haya leído nada que no trajera fotos de Ana Obregón o la Duquesa de Alba…

Usted nos llama a los frikis “locos, pringaos” que, además, somos “adictos a las cosas más extravagantes, extrañas o inútiles”. Sinceramente, no me extraña que usted considere unos locos pringaos a gente que prefiere, antes que ir al Hipódromo con sus amigos pijos a lucir el último nido de pájaros que usted llama sombrero, pasar el rato en locales más modestos, en el que una cola no cuesta más de 2 euros. Y, por “cosas extravagantes, extrañas o inútiles”… Lo primero que se me viene a la cabeza es algo que todo friki tiene a docenas en su casa, y que, doy por sentado, para usted es algo de otro planeta: libros. Sí, esos tochos de papel que alguna gente usa para distraerse…

O no, tal vez se refiera a tebeos… O puede que a figuras decorativas de personajes de ficción…

Supongo que usted, lejos de la primera idea que me hice, sea una persona austera y espartana, y no tenga objetos decorativos en su hogar, pero la gente de clase media suele tenerlas, y hay quien prefiere tener un Darth Vader o una efigie de Batman antes que un perro de porcelana o un jarrón chino… Sobre gustos no hay nada escrito, y nadie, ni siquiera usted, que se erige como el nuevo Petronio, tiene derecho a criticar los de los demás…

Y se equivoca. El primer mandamiento del friki es “Serás friki. Pese a todo”. Y, con “pese a todo”, se refieren a actitudes como la de usted.

Pero sigamos, que empiezo a divertirme…

“Un friki sin ordenador es como un punky sin piercing”, dice usted.

Y puede darles las gracias. Si no fuera por un par de frikis trabajando en su garaje, usted, probablemente, estaría en el paro, pues no creo que sus finos y delicados dedos sean capaces de pulsar las teclas de nuestras antiguas máquinas de escribir… O tal vez sí… Una pena, en cualquier caso…

Y tal vez descubriera lo divertido de estas máquinas si pasara más tiempo investigando y menos en el canal #oseaperodeverdad. Aunque, tras leer el artículo, tampoco creo que tenga usted una faceta creativa lo suficientemente desarrollada como para que eso le merezca la pena. Pero en fin…

Juegos de rol. Supongo que usted, en su infancia, estuvo demasiado ocupada aprendiendo a maquillarse como para hacer algo tan proletario como jugar… Así que no intentaré hacerle ver lo divertido de realizar una actividad lúdica con amigos, porque será como hablarle a la pared.

¿Y qué demonios es un juego de manga?

Cuando habla del cosplay, me resulta divertido que sólo mencione a personajes de La guerra de las galaxias, lo que no hace más que destacar su ignorancia a todo el gran mundo que se abre ante un friki. En fin, si no le gustan los disfraces, supongo que no será de esas que van con mantilla a llorarle a la Macarena en Semana Santa o va con su traje de flamenca a la Feria de Abril… con su peineta y sus lunares…

Y, si los chistes de informáticos no le hacen gracia, será, evidentemente, porque no los entiende. Sepa usted, señorita, que los chistes no se hacen para que los entienda usted. Tal vez, para su tranquilidad, le diré que a la mayoría de los frikis no les harían gracia chistes sobre… no sé… la pasarela de Milán.

¿Sigue ahí, señorita Gallardo?

Si es así, prosigamos. Si no, tampoco me molesta… Gracias por darme la razón.

Bueno, bienvenidos al maravilloso mundo de los estereotipos físicos. Ahí ha acertado a medias. Es cierto, no hay estereotipos físicos del friki, como no lo hay de las pijas (no todas son rubias de bote y morenas de rayos UVA). Sin embargo, dice (y se contradice) que es, por lo general, alto y delgado, cuando siempre se ha dicho que es bajo y obeso… “Pelo grasiento y más bien largo”. No sé qué entiende usted por pelo grasiento… Supongo que es el que tiene una persona que no pasa la mitad de su vida en una peluquería, pero no todos tenemos ese privilegio… Y, aunque lo tuviéramos, ¿quién querría malgastar así tiempo de su vida? Pero en fin, es su manera de encontrar un insulto fácil, y, dado el nivel general de su discurso, tampoco vamos a exigirle más…

Por cierto, ¿qué demonios es una “chema”?

El estilo de vestir de un friki puede que sea, a simple vista, lo más característico. ¿Por qué? Por el estilo de vida inherente a todo friki.

Y agárrese, que viene curvas.

Un friki viste como le da la gana, sencillamente, porque un friki vive como le da la gana. A mí, como friki, nadie tiene que venir a decirme lo que está de moda, cómo debo vestir, qué debo ponerme este año porque al año que viene no se llevará y tendré que tirarlo a la basura, o hacer cosas tan estúpidas como llevar una camiseta por encima de una camisa… Eso sí, del color que se lleva. Dice que visten a la manera heavy… Eso es, sencillamente, porque muchos frikis son heavies, y viceversa. ¿Y cómo sabe la talla de las camisetas, que no son XXL? ¿Cuántas etiquetas ha mirado? Confiese, picarona…

“Tampoco se sienten especialmente atraídos por los piercings o cadenas”. ¿De quién habla?

Bueno, sigamos… acné. Probablemente, usted, que sude Chanel Nº5, nunca haya tenido acné. Y, probablemente, si hubiera tenido, un tratamiento en la clínica estética más in lo hubiera arreglado. ¿Acaso no tuvo adolescencia? Seguramente esta pregunta sobre para alguien que seguro se maquilla desde los 7 años.

Uo, política y religión… “Comunistas-republicanos y, obviamente, en contra de cualquier inclinación religiosa.” Puede que para alguien que probablemente vote al PP y tenga su plaza en la Carrera Oficial, no sea posible entender que a alguien no le guste que piensen por él… Vaya, pensar por uno… eso es muy friki…

¿Ha llegado hasta aquí?

Bueno… sigamos con mi “siniestro grupo” (me ha gustado esa denominación…).

Usted llama “geeks” a los frikis más frikis entre los frikis… Sepa, en primer lugar, que los “geeks” son frikis informáticos… aquellos a los que usted le debe agradecer escribir en su portátil Apple, el colmo del diseño… Y, en segundo lugar, que ningún friki se libra de que otro le lleve la contraria… Pero la pluralidad de pensamiento será, seguramente, un concepto que se le escape, por novedoso, o por abstracto.

Pero, al menos, al final de su relato, nos concede la gracia de su misericordia. “No se meten con nadie”. Qué linda ella…

Pero, ui, se equivoca, Sara. Sí nos metemos con alguien. Nos metemos con aquellos que no nos respetan por lo que somos, que no toleran nuestra forma de ser, que envidian nuestra independencia, pero que, en lugar de atreverse a ser uno mismo, se limitan a insultar a aquello que temen y no comprenden.

¿Se ve incluída en algún lugar, Sara?

No puedo evitar dibujar una sonrisa cuando usted dice “Se pasan la vida inventando cosas chorras, que para nada valen”. En cambio, no da ejemplos. Ejemplos como podrían ser, de nuevo, su precioso ordenador, su teléfono móvil, su reproductor de música…

Estamos orgullosos de ser frikis, dice usted. Por supuesto que lo estamos. ¿Cómo no estar orgulloso de poder decirle al mundo “no soy como tú me dices que sea. Soy como quiero ser”? Pienso que usted sería muy feliz en la China de Mao, en la que todos debían ir, incluso, vestidos igual.

Y no sé a qué oscuro túnel se refiere. Yo nunca he tenido que ocultarme, nunca he querido semejante cosa. ¿Usted sí? ¿Es por eso por lo que se hace pasar por pija cuando, en el fondo, es otra cosa? ¿Para encajar en la sociedad?

¿Dominar el mundo? La broma friki por excelencia. No creo que sea el objetivo real de ningún friki, aunque sí cambiar la forma de pensar del mundo, despertarlo con una bofetada para que se dé cuenta de lo que está haciendo.

Si ese día llega, será triste para gente aborregada como usted.

Y, por cierto, ¿su editor de texto tiene revisión de faltas de ortografía? Aprenda a usarlo. O, más difícil todavía, aprenda ortografía: “alienígena” se escribe con “g”. Dígaselo de mi parte a su editor.

En fin, terminando con su artículo, le diré que sí, ducharse es prácticamente gratis. Y sí, insultar a un colectivo diciendo que no se ducha es fácil. ¿Para qué complicarse? Siempre se puede tirar del tópico, pero es demasiado fácil. Es como si yo, porque usted sea pija, la llame estúpida y promiscua, cuando no tengo pruebas de que lo segundo sea cierto. Pero no, prefiero, ya que voy a defenderme, hacerlo con mis propios medios, y no buscando “pijo” en la Frikipedia. Por cierto, ¿ha buscado ahí “friki”? Hay un artículo, en tono de humor, por supuesto (nosotros sabemos reírnos de nosotros mismos…), que se parece (aunque el suyo no tenga ni puñetera gracia) bastante al suyo (a eso se le llama plagio).

Vaya… de repente me quedo desolado… Todo este rato criticando que haya escrito algo para que, finalmente, resulte que, en realidad, se ha limitado a un copiar-pegar (Ctrl+C, Ctrl+V, pero eso es demasiado friki…)

También, acabo de descubrir, hay una entrada dedicada a usted

Bueno, sin más, creo que no me queda más que añadir… Sin embargo, publicaré esta carta abierta en todos los sitios que pueda.

Tal vez alguien sí tenga algo que añadir.

Sin más, reciba un cordial saludo de un friki, hoy, gracias a usted, más orgulloso de serlo.”

Espero que hayáis disfrutado de la lectura, y que os decidáis a continuar la noble empresa de amargar la vida de esta pija…

Buscar novia perfecta en GNU/Linux

En este artículo quiero demostrar que GNU/Linux es más que un sistema operativo y te puede ayudar hasta con tu vida personal. Por ejemplo, a buscarte la novia perfecta y todo lo que viene después, que no es poco…

Espero que no haga falta decir que es un artículo de humor y bastante geek xD

Empezaremos por buscar una novia
$ aptitude search novia

Nos la quedamos
$ aptitude install novia

Ojeamos sus atributos
$ stat novia

La comparas con otra a la que tanteabas desde hace una semana
$ cmp novia la_otra

Compruebas si hay conexión
$ ping novia

Y cómo es dicha conexión
$ netstat

Sí, definitivamente nos la quedamos. Nos aseguramos que sepa que somos su novio…
$ chown yo novia

…y de que no nos pueda poner los cuernos…
$ chmod 700 novia

La moldeamos a nuestro gusto
$ cat 95-60-90 >> novia

Nos vamos a una fiesta en casa de unos colegas y tenemos un calentón. Nos vamos a un lugar aislado, oculto
$ cd .dormitorio_padres_colega

Comprobamos que no hay nadie más
$ ls -a

Buscamos el fastidioso enganche del sujetador…
$ grep 'enganche_sujetador' novia

Al lío. Conectamos nuestros cuerpos de la forma tradicional
$ ssh yo@novia

Si alguien quiere un 69 (u otro “slot”), tan sólo hay que decírselo
$ ssh -p 69 yo@novia

Dejamos nuestra semilla
$ wget http://yo.com/semilla

Y separamos nuestros cuerpos
$ exit

Ordenamos y limpiamos un poco el cuarto
$ clear

Poco después te enteras de que metiste el penalti (¡Maldito preservativo!). Nueve meses más tarde tu novia da a luz
$ tar -xzvf novia.tar.gz

Por las presiones de las familias, decides formalizar la relación y os casáis. Fundáis una familia con todo lo que ello conlleva…
$ addgroup familia
$ adduser novia familia
$ adduser hijo familia
$ alias parienta=”novia”
$ alias crio=”hijo”

Haces una nota mental para acordarte de este “”””maravilloso día“””” y que no se te olvide, todo ello para evitar que no te ponga a parir la parienta
$ crontab -e

Todo va bien hasta que inexplicablemente un día se le cruzan los cables a la parienta y mata a vuestro hijo
$ pkill hijo

Meditas sobre todo lo que ha sucedido y sobre las mujeres
$ man mujeres

Y efectivamente llegas a una sabia conclusión
$ No existe entrada de manual para mujeres

Pese a que te aseguraste de que no tendrías cuernos, si ambos sois de una raza y el crío de otra, o tienes otro tipo de confirmación, vete buscando a un tal root…
$ find / -name root

via: Entre tuxes y pepinos

Súplica

Como siempre genial, Maiko:

Hagamos un trato, hermano, compañero. Si después de todo, no somos tan diferentes, tú y yo. ¿Qué nos separa? Un zig en vez de un zag en el universo, una gota de agua genética en el mar de la vida. Deberíamos poder entendernos. Hagamos, pues un trato.

Sólo te pido que me dejes en paz. Que no vengas a rondarme en mi propia casa, junto a mi lecho, amparado por la oscuridad. Que no me hagas despertar acongojada en mitad de la noche para buscarte, guiándome sólo por tu voz, buscando las gafas a tientas, deslumbrada por la lámpara mientras en vano trato de saber dónde te ocultas.

Sólo te pido poder despertar cada mañana sin las marcas de tus ataques sobre la piel. Poder vivir libre de la tortura que supone tu recuerdo, hora tras hora a lo largo del día. No es tanto. Sólo te pido que me dejes en paz.

A cambio, prometo no volver contra ti mi violencia, no perseguirte, no expulsarte ni golpearte con saña. Sé que te cuesta creerme, pues has visto lo que les ocurrió a otros: su sangre aún salpica las paredes de mi aposento.

No te mentiré en esto: he vivido a orillas del Rhin, y allí la batalla es cruenta. Docenas murieron a mis manos. También algunas madrugadas, privada del sueño por la constante alerta, alucinada, acribillada por mis víctimas, por tus hermanos, probé el sabor de la desesperación. Pero reconócelo, vosotros empezasteis, y desde que tengo memoria habéis perturbado mi descanso.

Hoy ya sólo quiero paz. ¿Tan difícil es, hermano, que lleguemos a entendernos? Hagamos un trato: te aseguro que si es necesario, te ofrendaré mi propia sangre a las puertas de mi casa, con la condición de que nunca vuelvas a entrar en ella.

Pero no sé si podré soportar otro verano comida por los mosquitos.

Es buenísimo

Via:Knabberspass!

edito: y la contestacion por parte de Psicobyte