Ultimate Combat: Comics vs. Cerveza

Pillado del Blog de Jotace

Es que no puedo decidirme… ¿qué hago con mi dinero? ¿Me lo leo o me lo bebo? ¿Me lo gasto en comics… o me lo gasto en cerveza?

Quién, en algún momento de su adolescencia, no se ha hecho esta pregunta. Entre nosotros, ¿quién de nosotros no se la hace, todavía?. El duelo comics-cervezas es casi tan viejo como los enfrentamientos virtuales entre La Cosa y la Masa. O Superman y Batman.

El Blog de Jotace, división de Servicios a la Comunidad, ha decidido llegar al final de esta difícil disyuntiva… de una vez por todas. Explorando todos los argumentos en favor de uno y otro punto de vista, como es costumbre en esta casa. Con seriedad. Con rigor. Con dos cojones. Así que allá vamos, a por todas:

Raun güan… ¡FAIT!

– Puedes leerte una docena de comics y a continuación pasar tranquilamente por casa de tus suegros a recoger a tu novia: Punto para los comics.

– Sin embargo, si lees muchos, muchos, pero muchos-muchos comics, lo más probable es que tu novia sea imaginaria. Punto para la cerveza.

– La sociedad no ve con buenos ojos a los adolescentes que se pasean por ahí con una cerveza en la mano: Punto para los comics.

– Sin embargo, la sociedad no ve con buenos ojos a los no-adolescentes que se pasean por ahí con un comic entre manos. Punto para la cerveza.

– Para ordenar sus comics, el friki promedio necesitaría un almacén del tamaño del Santiago Bernabéu. Todas las cervezas de tu vida, pasadas, presentes y futuras, tan sólo ocuparán un pequeño espacio -bien, quizás no tan pequeño- que circunda tu cuerpo más o menos a la altura del ombligo. Punto para la cerveza.

– Es bastante complicado revender en ebay la cerveza que te bebiste hace un año. Punto para los comics.

– Puedes leerte la etiqueta de una cerveza… pero no puedes beberte la tinta de un comic. Punto para la cerveza.

– Leyendo muchos comics, creerás que un hombre puede volar. Bebiendo muchas cervezas, en cambio, podrías llegar a creer que ese hombre eres tú. Punto para los comics.

– Una cerveza no cambia completamente su sabor porque la empresa que la produce haya decidido “explorar un nuevo enfoque creativo para nuestra cerveza”. Punto para la cerveza.

– Los que leen muchos comics se reúnen en Salones del comic. Los que beben muchas cervezas se reunen… en el bar de Moe. Por poco, pero… Punto para los comics.

Ajajá. Así que el resultado es… ¡Ay, caramba! ¡Empate!

¿A que os lo veíais venir?

via: El Blog de Jotace