Moulin Rouge

Esta es una de esas películas que vas a ver al cine porque tu novia la quiere ver.

A ti te dan tres patadas los musicales. No soportas cuando cantan en español las canciones de Disney. No aguantas Sonrisas y Lágrimas, que casualmente es la peli favorita de tu acompañante, y ella está deseando ir: le encantan los musicales.

¡Oh dios mio qué he hecho! con la de mujeres que hay en el mundo he de juntarme con una que le gusta la aversión del séptimo arte más horrenda que existe.

Pero es de ese tipo de cosas que haces por la mujer que quieres. Esas cosas que te hacen ganar un revolcón después (para que vamos mentir todos lo hacemos por eso, al menos al principio)

Iba arrastrando los pies hacia la sala en los Cines de Bahía Sur (ahora extintos) pensando en maldita la hora que iba a ver un musical y encima cantaban los actores. Bueno, todo sea por el revolcón, decía para mis adentros. Y se apagó la luz… y se volvió a encender 127 minutos después.

Y va y me gusta.

Esto hace la tela de años, y te das cuenta de que a veces todo lo que piensas saber de la vida, de tus conocidos, o incluso de tus gustos, se reduce a la nada, a la vez que descubres muchas más cosas.

Lo que me pasa con mi novia es que somos muy distintos. Pero según dicen los polos opuestos se atraen y pienso que es así y también que hay personas que se complementan. Y cuando la encuentras sabes que no puedes dejarla escapar.

Y me lo aplico.

Cuando leais esto estaré camino al juzagado para que me case algún concejal corrupto (o no) con la mejor persona que he conocido en mi vida. Ella me completa. No sería yo mismo sin ella.

Como se dice por estos lares “la quiero tela”. Ella ya sabe que no hace firmar unos papelotes que digan lo que somos, pero si hay que firmar se firma oye, que por un garabato…

Por eso la canción que abre el baile es “your song” de Elton Jones, interpretado por Ewan McGregor en Moulin Rouge ¡¡Ceci te quiero!!

PD: y no llores más leñe