Archivo de la categoría: tv

Quiero ser como… Horatio Caine

Llego a la escena de un crimen. Mis gafas de sol, mi chaqueta y mi pelo pelirrojo ondeando con el viento de Miami delatan quien soy.

Me llevo las manos a la cintura, y mientras miro al horizonte le pregunto a la forense qué es lo que tenemos.

Mientras me informa, me quito las gafas y, mientras juego con ellas, giro la cabeza hacia el cadáver. Según el forense es un suicidio, pero me percato de un detalle. Se lo indico. Me pongo las gafas diciendo:

Es un asesinato.

Salgo del encuadre y ¡empiezan a tocar los Who! Pero qué chulo soy.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=_sarYH0z948&rel=1]

Hoy termina la Quinta temporada de CSI:Miami (y no hay más) y la tercera de CSI:New York (Están rodando la cuarta)

El Nuevo Coche fantástico

La peña que me conoce sabe que hay cosas que me apasiona. Una de ellas son las series clásicas por lo que la noticia de que iban a hacer la nueva versión del coche fantástico me emocioné.

La historia me parece una chorrada pero lo peor es que han cambiado el coche. Ha dejado de ser un Pontiac Firebird Trans Am…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=7e9wgshS0qI&rel=1]

pero al mismo tiempo, tocaron otra fibra sensible para mí. Otra de mis pasiones son los Mustang, y parece ser que en la nueva versión KITT será un Shelby Mustang GT500KR, vaya maravilla de coche para lo que quizás sea una porquería de seria, ya se verá supongo el 17 de febrero…

“Todos somos Tinky Winky”

Copio este post de uno que he visto y me he partido de risa:

Hace pocos días saltó la noticia. Los políticos gemelos polacos (Pili y Mili para los amigos) hicieron saltar la alarma sobre la falta de idoneidad de la serie infantil “Teletubbies” para el correcto crecimiento y formación de la chiquillería de Polonia. La queja no tenía nada que ver con que la serie sea una gilipollez reblandecedora de cerebros sino porque uno de los Teletubbies, el llamado Tinky Winky, podría ser gay. ¿Los motivos de dicha sospecha? Es morado, lleva un triángulo en la cabeza y se le ha visto con bolso. Ante tales acusaciones, ya vertidas por el telepredicador estadounidense recientemente fallecido Jerry Falwell, el teletubbie se limitó a responder en una entrevista “¡No es un bolso! ¡Es una bolsa mágica, imbécil!” antes de tumbar con un puñetazo mágico al periodista y romperle el tabique nasal. La acusación quedó en el olvido después de que se lanzara una cortina de humo mediante el choque de dos aviones con el World Trade Center en 2001, pero parece que la peor pesadilla de Tinky Winky ha regresado dispuesta a mancillar los proyectos televisivos de los cuatro Teletubbies. “Esto es una puta caza de brujas” declaró Dipsy (el teletubbie verde) visiblemente enfadado en la rueda de prensa “parece mentira que sigamos con esto ¡Ni siquiera tenemos órganos genitales!”.

Algunos amigos de los Teletubbies salieron en su defensa firmando un comunicado redactado por el mismísimo Tintín y titulado “Todos somos Tinky Winky” en el que aprovechaba para salir del armario de forma definitiva y declaraba su amor no correspondido por el capitán Haddock aunque “seguimos manteniendo una estrecha amistad y nunca me rechazó cuando se lo dije”, aclaró el periodista. A raíz de su muy mediatizada firma del manifiesto, algunos tacharon a Epi y Blas de oportunistas y les recordaron sus comentarios homófobos vertidos en 1979. “Eran otros tiempos, no lo tuvimos tan fácil como Tinky Winky” respondió Blas visiblemente azorado “ya hemos pedido perdón por ello, y todo el mundo sabe que juntamos nuestras camas en 1999″. Otros signatarios del manifiesto han sido Yupi y Astraco, Petete, Waylon Smithers, Xena, la princesa guerrera, Poti-poti y Leonardo, la tortuga ninja. No faltó, sin embargo, el sector más recalcitrante cuyas protestas callejeras se oían desde el despacho de Tintín durante la firma. “Exigimos que se recupere la decencia en los dibujos animados y espacios infantiles” Gritaba Heidi enarbolando una bandera preconstitucional “Exigimos el derecho de los niños a seguir siendo niños y a que las natillas sigan siendo natillas ¿qué mariconada es esa de ‘Danet‘? ¡Vale ya hombre!”. El comunicado acabó presionando al parlamento europeo que ha dado un enésimo toque de atención a Pili y Mili. Éstos han desistido continuar la investigación de la vida privada de Tinky Winky y ya se están rompiendo la cabeza sobre otros elevados pensamientos abstractos que amenazan la integridad de su católico país, como la posible inmoralidad de las compresas con alas o la naturaleza demoníaca de la abeja Maya. Tinky Winky ha agradecido el apoyo de la comunidad del espectáculo y les ha invitado a unas cañas en la plaza de Chueca “que ya empieza el tiempo de las terracitas”, afirmó emocionado.

via: Diario de un comépodo